domingo, 11 de mayo de 2008

...Premonición

Antes de cerrar la puerta, me visita una última escena.
Estoy calma, he bloqueado a la tristeza y he vuelto a sonreir.
Paso por un trecho de cualquier lugar y…experimento un destello de ti.
Veo tu risa, tus ojos alargados y profundos (…) te alejo de mi pensamiento y continuo mi camino.

Pero regresas, con más intensidad.
Todavía siento tus suaves manos y tus caricias penetrantes.
Y me pregunto;
¿porqué todavía piensas en él?
Y mi instinto me contesta, señalándote... caminando el mismo trecho que yo,
dejando tu esencia al pasar,
porque también al recorrerlo…pensabas en mi!

5 comentarios:

Sin->Cero dijo...

Bonito lo que escribes...


Saludos

Koke

Gutiérrez dijo...

Hola, disculpa por no haber pasado hace tanto tiempo, pero estuve un poco enfermo y no escribí casi nada. Pero estoy de vuelta.
Siempre lindo lo que escribes. Tiene esa tristeza que te caracteriza pero dicho de forma bella y en cierta forma esperanzadora. Que pasa por tu mente? que pasa por tu vida? incognitas, muchas incognitas.
Gracias por leer mi ultimo relato. Creo que diste en el blanco acerca de él. El asunto del tiempo, la vida y el control. Raro discurso.
Bueno espero que estes bien.
Un beso, Chau.

Sin->Cero dijo...

Por supuesto...

Yo te agregare tambien

Gutiérrez dijo...

Claro que puedes agragar mi blog en los favoritos... El tuyo ya está agragado hace tiempo.

Jinna dijo...

es cierto que a veces nos encontramos en situaciones que parecen irreales... como prueba de un destino que no acabamos de creer.

un beso