jueves, 4 de diciembre de 2008

Hagamos el amor

Deja que tu lengua encuentre mi espalda.
Ata tus manos a mi cintura.
Apoyate en mis caderas.
Penetra a mi alma izado en tu instinto.
Baila al ritmo de tus sensaciones.
Mójate por tus movimientos.
Escucha mis gemidos.

¡Hagamos el amor!

2 comentarios:

Rocio Antigua dijo...

La verdad que me encanta esta entrada, indentifica mucho mi personalidad. Te inspiraste de manera espectacular...!!!
Felicidades...!!!

Pernoctar: libros, cama y música dijo...

dicen que no hay acto más violento que el sexual...sin embargo, en tus líneas, sin perder lo básico e instintivo, y con una idea limpia, lineal y absoluta se percibe la dulzura del amor